ALMA DE REJILLA

 

Llueve cada tanto, y cada tanto retorna el sol

El agua acaricia, las casas, las calles, la ciudad.

El agua es el tiempo, que así como es que llegó se va.

Mi alma una rejilla,

que atrapa todo lo que la lluvia arrastró.

 

Antenas de cucarachas que el sol resecó,

colas podridas de ratas que un perro mató,

papeles de caramelos, que no se fabrican más.

Hojas de otoños viejos que ya olvidé,

forman una sola capa de papel maché.

Pelos pulguientos de gatos que ya, nadie recordará.

 

Cada tanto llueve tanto, que viene una inundación

Todo se tapona, entonces el agua no se va.

El tiempo no corre, en un remolino viene y va.

Y mi alma rejilla, en el medio de esa danza es por fin feliz.

 

Y la mariposa que murió sin procrear,

abre otra vez las alas y vuelve a volar.

Entre el agua verde se ama con una lata de brahma.

Las hojas de los otoños que no olvidé,

se entremezclan como naipes que nunca jugué.

Y al fin cuando el agua se va, mi alma las vuelve a atrapar.

 

Llueve cada tanto, y cada tanto retorna el sol.

BOLITA DE MIGA DE PAN

 

Bolita de miga de pan,

que desnuda te encontrabas,

luego de ser arrancada,

manoseada con tesón.

Descartada si razón,

expulsada como un piojo.

Rodaste entre los despojos,

parecías decir adiós.

Yo quedé pensando en vos

sin poder quitarte el ojo

 

Bolita de miga de pan,

de color ya ceniciento,

por esos dedos grasientos,

que te vuelven a aplastar.

Tuve que disimular

mi deseo contenido.

No iba a ser comprendido

por esa gente vulgar,

Bola de miga de pan

Si te llevaba conmigo.

 

Con tanta salsa en el plato,

con tanta ausencia de pan,

que te hayan tratado mal

fue como un asesinato.

Lo medité largo rato,

lo planeé sin vacilar,

y me puse a levantar

las bandejas y los platos.

Tan amable, casi un beato,

y me ofrecí a lavar.

 

Ya en la cocina, a solas,

con pericia te observaba.

Estabas tan magullada,

no parecías una bola.

Te bañe en la cacerola,

mi bolita consentida, 

quedaste tan colorida,

ya no eras una sobra,

y culminando mi obra,

te hice parte de mi vida.

C.A.B.A.     

 

Son tan suaves estas avenidas y las chicas atrevidas,

los semáforos sin vida que no duermen

que vigilan el insomnio de estos seres,

viejos, hombres y mujeres, qué no saben descansar.

En el pasado esto era pampa, hoy es pompa, hoy es hampa,

es cemento con andar de fina estampa

pero cuanto hay que pagar para ser de este lugar,

cuánto lomo hay que pelar para poder participar.

Cuanto salen estas avenidas,

Cuanto sale tu noche de gira.

Cuanto sale esa revolución que planeás en un sillón

con la cabeza abombada de televisión,

cuanto vale toda esa apariencia

de bacán con experiencia o doctor con delantal.

 

Una pierna sigue a la otra

y así nunca se para de correr,

una mano culpa a la otra,

y así no hay reproches que atender 

Los niños ya son viejos con sus clases de ingles,

los viejos son tan niños viendo porno en internet.

Me gusta sentarme en la vereda

a mirar este mundo del revés.

 

Cuántas chicas vas a masturbar, para al fin averiguar

que naciste en un lugar que no te quiere.

Cuántas veces más el transportista lamerá esa autopista

pa saber que no tiene gusto a nada.

Dónde, en cual de todos esos pasos decidiste que no hay caso

y te dejaste llevar manso a tu fracaso.

Mañana tal vez puedas dejar todo,

hoy no de ningún modo, codo a codo debemos continuar.

Buenos aires siempre fue la misma cosa,

es nostalgia del tiempo que pasó,

en invierno a media tarde, con un sol que ya no arde,

pero es rojo y es tu sangre y es abrigo de tu alma,

o en la noche de un verano arrebatado,

en veredas de prestado, alumbrando un viejo amor.

 
 

CANCIÓN DE CUNA PARA LA VIEJA LUNA

 

Vieja y triste luna, te doy mi canción de cuna,

piedra fría y dura, luna dejá de insistir.

Luna exploradora, luna insomne y voladora

ya se va haciendo la hora de dormir.

 

Lunita gatuna, luna loca y sin fortuna

si se apuna y se marea se puede caer.

Vuelva a su morada, esferita enamorada

que no hay nada en el cielo para usted.

 

Ya es tarde, ves... No hay chances de

cambiar lo que ya fue.

El mundo es ancho y sin embargo es eso que se ve.

Y es triste darle y darle vueltas hasta amanecer,

si nada nuevo crece, mientras tu luz florece.

Volvete ya, no busques más, no hay nada que alumbrar.

Cubrí tu cara vieja y escondé, esta lágrima

 

Si nuestra pena es una, te doy mi canción de cuna,

linda luna, para juntos poder descansar.

Luna comba larga, madrugada que se amarga

en el vicio de esperar por esperar.

 

Duerma luna mía, que ya se acerca el día

y esta noche perra nadie más le va cantar

sólo yo la miro, luna, en ese cielo frío.

Guardesé que hoy ya nadie lo va a notar

CASAS

 

Hay una casa que saluda al que pasa

con una sonrisa larga desde el suelo a la terraza

es una casa chiquita, de una planta

pero cuando sea grande, ella quiere ser bailanta

 

Hay casas cuyos dientes son macetas,

y se olvidan de peinarse y viven siempre en chancleta

Hay casas rotas por el vino,

que abrazadas a un arbol esperan su destino.

 

Hay casas que se adueñan de sus dueños

y ya nunca los dejaran salir.

Hay casas que se devoran los sueños

de la gente que no sabe vivir.

 

 

Hay casas que pretenden ser palacios

y culpan a sus vecinas que no le dejan espacio.

De su barrio no se sienten parte

y creen que llegara el dia en que por fin puedan mudarse.

 

Hay casas con ventanas angustiadas

siempre atentas a la esquina, esperando una llegada

Casas sumisas con goteras

que se sienten dominadas por alguna enredadera.

 

 

Hay casas que se adueñan de sus dueños

y ya nunca los dejaran salir.

Hay casas que se devoran los sueños

de la gente que no sabe vivir.

 

Hay casas que saludan al que pasa

aunque a éste no le importe

y hay otras que al ver que estiras la mano

retiran el picaporte.

CIEGO

 

Ciego, que no sabe si tiene puerta el baño.

Ciego, que opina aunque no aprendió a hablar.

Genios, que inventaron el fuego,

luego de irlo a patentar.

Ciego, que vigila con cámaras ocultas.

Ciego, que ve el mundo por la televisión.

Ciego, que se amarga los años,

daño que extiende a los demás.

 

Pero, que aliento de perro,

te deja en el cuello, un gil a distancia.

Pero, que tipo canchero,

dominas el juego sin pisar la cancha.

Pero, que pozo más ciego,

es tu inmueble nuevo, con falsas ventanas.

Pero, qué clase de miedo,

te deja tan ciego, te pudre el alma.

 

 

Ciego, que no aguanta la mirada del pueblo.

Ciego, que le duele la risa en los demás.

Ciego, el gorila en la niebla,

amuebla su miedo a estrenar.

 

EL GOÑI

 

Como escapando de alguna otra tormenta

llegan al goñi y quedan atrapados

entre el granizo furioso de la orquesta

y los truenos de los pianos colgados

 

Y cuando se hace el silencio más profundo

es imposible el reinado de la calma,

ese instante en que los dedos se aquietan

es el momento del solo de las almas

 

El tango acá no está muerto

te lo comento de paso

se lo mantiene despierto

si es necesario a tortazos.        

 

Entre el ruido de los arreglos desechados

que arrugados sin sentido en un rincón,

se apoderan de las sombras del teatro,

para tomar por asalto la función.

 

Son engendros de esos brujos incansables

que revuelven febrilmente su dolor

en busca del acorde irresistible

que le traiga de nuevo a su amor 

 

Pronto el codo se hace amigo de la barra

aferrado como amante  a la cornisa

donde atienden ciertos ángeles barrocos

entre la cristalería de la risa

 

Siguen llegando caminantes al templo

a su lirismo con trasfondo de autopista

alguno observará todo en silencio

y otro hará sonar esa pregunta

 

Quién carajo era goñi,

gugleá, le responderán

pero si le gusta el tango

seguro andará por acá

EL TANGO INTERMINABLE

 

es el tango interminable

una mueca, una obsesión que no es de nadie

 

no es de nadie pero silban las ventanas su canción

y hay un viento que lo lleva de estación en estación

no es de nadie y te persigue por la calle

un espejo que refleja lo incurable

no es de nadie y no tiene coro estable

ni academia que lo cuide y que lo guarde

no lo busques, ni preguntes, nadie sabe

dónde vive, dónde pasa las noches

ni su cara, su perfume, ni su nombre,

ni qué sueños le desteñirán los ojos esta vez...

 

es el tango interminable

una mueca, una obsesión que no es de nadie

 

 

No es de nadie pero tiene el almanaque a su favor

y se esconde a la siesta en un hueco de ascensor

no es celoso pero puede ser cargoso

justo cuando el corazón pide reposo.

Si le están tomando lista grita ausente,

y si llueve se lo lleva la corriente

no lo busques, ni preguntes, nadie sabe

dónde vive, dónde pasa las noches

ni su cara, su perfume, ni su nombre,

ni qué sueños le desteñirán los ojos esta vez...

 

es el tango interminable

una mueca, una obsesión que no es de nadie

 

ERA

 

Era como la tercera

o cuarta vez que viera

ese milagro en flor.

Era como si volviera

aquella primavera

en su primer dulzor.

Una insólita tristeza,

un terrón con gusto a sal.

Sin que nada sucediera

quedé yo a su vera

sin saber hablar.

 

Y aunque ella a mi no me quisiera,

yo creía ser tan especial,

y era otro insecto en el enjambre,

en esa nube muerta de hambre

que con la mano espantaba esa mujer.

Por eso mudo quedé mirando la calle,

lento me fui quedando atrás.

Y otra nueva primavera pasa

sin rozar mi casa,

siempre tan ajena, indiferente como un dios...

 

Una insólita tristeza,

un terrón con gusto a sal.

Sin que nada sucediera

quedé yo a su vera

sin saber hablar.

 

ESA MILONGA

 

A esa milonga yo nunca debí entrar

ni a saludar, ni a nada.

Usaban zapatos muy lustrosos pa bailar,

claramente allí sobraba.

Como imaginar que iba a encontrar esa mujer

que de solo ver, me iba enamorar.

Suave se escurría suave entre las sombras del lugar,

y yo que no sé bailar.

 

Y en ese ambiente hostil que no lograba descifrar

la gente se entendía con miradas.

Mi chance, si existía, consistía en esperar

Y así de más botellas me rodeaba.

En órbitas giraban bailarines de papel

sombras enredadas en un secreto vaivén

y un par de palabras que no sé si pronuncié.

Ella sin mirar se fue.

 

No faltara alguien que me mande a estudiar

diciendo que a bailar, se aprende

Yo tengo otra idea de lo que es la diversión,

no sé si usted me comprende.

Si para asomarme a ese cielo hay que pasar

con un profesor, años de sudor,

prefiero dejarle ese honor a otro galán,

yo soy un buen perdedor.

 

En órbitas giraban bailarines de papel

sombras enredadas en un secreto vaivén

y un par de palabras que no sé si pronuncié.

Ella sin mirar se fue.

 

A esa milonga yo nunca debí entrar

ni a saludar, y menos a mirar

GAONA

 

Autos forman un río que va

lento, hacia el sol que cae.

Los techos prendidos fuego son,

velas de una procesión.

Gaona, camino viejo

hacia una pampa que en silencio se alejó

Gaona, sucia ventana

hacia un llano y solitario atardecer.

 

El hombre que vuelve a su hogar,

sueña que algo va a pasar.

Otro día echado a perder,

otra chance de correr.

Por Gaona, hasta el tanque agotar,

y abrigado en la vía láctea, descansar.

Y esperar, la salida del sol

quieto con el pecho a punto de explotar.

Gaona, camino viejo. Viejo…

 

Un paisano de corbata gris,

pregunta por qué no es feliz.

HAY ALGO PEOR

 

Hay algo peor que tu avión se parta al medio

y se caiga sin remedio

al cruzar la cordillera.

Hay algo peor que estar herido en una pierna

entre nieves eternas,

en noches sin linterna.

Hay algo peor que no sepan que estás vivo

y ya rendidos

se cansen de buscarte.

Hay algo peor que vivir entre la sangre

y para matar el hambre

te comas a tus amigos.

 

¿Dónde habrá un escarbadientes?

¿Dónde habrá, lo necesito urgente?

Es lo peor, es lo peor que podía pasar.

Ya no sé, si esta vida, se puede aguantar.

 

Lindo es llevar a un amigo en el alma

pero es un feo karma

llevarlo en la dentadura.

Bueno es saber aferrarse a la vida

pero José María

está aferrado a mi encía.

Daría mi vida por un escarbadientes,

aunque sea usado,

ya no soy tan delicado.

Cambio mi honor y toda mi fortuna

por un simple palillo

afilado en la punta.

CIUDAD VACÍA

 

Será un día hábil o será el apocalipsis.

No hay nadie en las calles, en las plazas o en el bar.

Tal vez regalan algo y todos saben menos yo,

Quizás el tipo malo usó su rayo destructor.

Tal vez se han escondido y me quieren sorprender,

 tal vez son invisibles y yo no los puedo ver.

Quizás bajó un ángel y con dios se los llevó,

tal vez alguna peste medieval los consumió. 

 

Y los semáforos ofrecen tercamente, sus frutos rojos, amarillos y verdes.

Sólo cabe ignorar, sólo vagar por el lujoso basural de la ciudad.

A cada paso un recuerdo hecho pedazos. En cada objeto un esqueleto de fracaso.

Y no hay nada que hacer, ya no hay dónde volver. Solo esperar el devenir, porque tal vez

 

La gente ha partido hacia una guerra, o no sé qué.

No hay nadie que me explique, nadie para socorrer.

El tiempo es tan absurdo como un riel sin terminar,

el viento trae billetes y hojas muertas sin firmar.

La calle está vacía, nadie ve el atardecer.

Tal vez todo es un sueño, o tal vez ya desperté.

EL AÑO QUE NEVÓ

 

Es verdad, la vida es corta, y son largos los inviernos.

Los regalos de la vida, son castigo si los pierdo.

Yo perdí una muchachita, cuando el otoño llegó.

Luego tanto ha pasado, ese año hasta nevó.

 

Era mi sol de mañana, cuando sus ojos abría.

Prendía la mecha del día, su sonrisa ahora lejana.

En la agonía del ensueño, busco un tiempo que murió.

No distingo si es recuerdo, o lo vuelvo a vivir hoy.

Y repaso las horas de ayer, que el verano guardó,

sin siquiera alcanzar a saber, qué habrá sido de vos.

Era mi sol de mañana, su sonrisa enamorada,

hoy de aquello no hay más nada, el invierno lo cubrió

hoy de aquello no hay más nada, ese tiempo terminó.

hoy de aquello no hay más nada, ese año hasta nevó.

HERMANO DEL INFIERNO

 

Nada me separa de usted, excepto una capa de invisible desprecio,

y el precio del calzado que nos lleva, tal vez, escaleras abajo al ring side del infierno.

Y al volver a encontrarnos en el horno tal vez empieces a gustar de soportar el castigo

te pido que no sigas toda la eternidad, te digo que te busques algún otro enemigo.

 

No saben lo que es esto, no saben lo que siento.

Ni yo puedo creerlo , hermano del infierno.

 

Si puedo evitarte, mejor, por eso nunca espero el mismo colectivo.

Sos netamente todo lo que no quiero ser, quisiera que este mundo no te hubiera parido.

Hermano del infierno no es un tema de piel, estás en la otra punta de todas mis ideas,

rodamos por el mundo sin llegarnos a ver , igual que las dos caras de una puta moneda.

INTERAMA

 

Un infantil drama, es lo que guarda interama en sus senderos vacíos a los pies de aquella torre majestuosa, fantasías animadas, debajo del yuyal.

Las sillas voladoras, quietas, ven volar las horas, y las risas oxidadas descascaran el metal de los carritos, o tal vez sea otro sueño, anclado a un barrial

Un payaso pintado en un cartel decolorado es un blanco cascoteado por un niño explorador

Un niño explorador  de los baldíos, brotecito del olvido, en busca de diversión.

 

Son los sueños rotos de interama

Cumpleaños triste en la ciudad

Un coro de payasos que nos llama

bienvenidos a la soledad

Al tiempo jamás se le reclama

por lo que ya nunca volverá

las risas perdidas de interama

pronto nadie las recordará

 

la montaña rusa con su marcha inconclusa y su osamenta desgarbada siente vértigo en su pecho vacío, ante el atardecer, que vuelve a crecer

 simonkis ochentosos soltados por un mocoso hoy son señores en batracios que se adueñan de los charcos y lagunas, fauna fabulosa, que no hay en Disney world

Quisiera volver a descubrir la fantasía, de esos años de alegría y sagradas boberías

pero no hay dónde volver, no hay dónde volver… vénganlos a ver

 

Son los sueños rotos de interama...

 

Al tiempo jamás se le reclama

 

por lo que ya nunca volverá

las risas perdidas de interama

pronto nadie las recordará.

 

HERMANA SIAMESA

 

Veo una nube que florece, sin decir a donde va.

navegando hipnotizada, tímida como el cristal.

Como barcos que anochecen, nadie sabe dónde va.

 

En la luna blanca y gorda los marcianos toman sol

y en la tierra yo espero, como un viejo pescador

con la espalda en el pasto, viendo la noche pasar

 

Hermana siamesa mía ¿qué tan lejos estaremos?

¿que será este vientre oscuro de estrellas y soledad?

Y es tan simple el secreto, que no acepta ser nombrado.

Y es tan claro y tan hermoso que solo se puede ver…

Una vez…

 

veo una nube que florece, sin decir a donde va

va a meterse en otra noche, que ya nunca volverá

otra noche entre mil noches, que este cielo encerrará

 

¿quién sabrá juntar las horas, migas de la soledad?

¿hermana siamesa mía, en qué noches andarás’

¿quién tendrá por la mañana algo más en qué pensar?

 

Ya vendrán los aguafiestas, que desangran por la lengua.

Tienen siempre algo importante que quieren comunicar.

Y es tan simple el secreto, que no acepta ser nombrado.

Y es tan claro y tan hermoso que solo se puede ver…

Una vez…

Ves

Una vez

Ves

Una vez.

LA CASITA DE CARRASCO

 

Si pensás que ya no hay hombres venite pa Carrasco

y dejate en casa el asco, que aquí no tiene valor.

Que aunque hay humo acá no es Londres

y la mugre no se esconde, como no se esconde nunca el corazón.

 

Si ves a la muchachada un poquito adelgazada

es porque es muy baja en grasas nuestra alimentación:

Uno vive de los puchos, otro de las ilusiones,

pero lo que más se come es pura música nomás.

 

Cuando cae la noche el patio es de cristal

y no cabe un reproche a esas ansias de amar

que nos hacen más buenos, y más tontos quizá...

Y aprendemos del cielo y también del infierno,

lo mismo nos da.

 

Las paredes son de espuma pero el ritmo te vacuna

porque para esta alegría no existe buena aislación.

Aunque a veces me pregunto, si no habrá algo más profundo:

Una pena enterrada bajo el piso de tablón.

 

Ya llegaron los muchachos con fernet pa la merienda,

y no hay nadie que lo entienda pero el mundo está mejor.

Cada tanto algún silencio y alguien triste se pregunta,

Qué será de Pirinita, la morocha que partió.

LA CIUDAD Y LA PIEZA

 

Qué raro que se siente, ser extraño entre tanta gente

Qué raro aquel que huyó de un amor y volvió

Qué fácil se presienten mil historias, las mismas de siempre

Qué raro te pusiste corazón, mirando caer el sol, silbando esa canción

 

Ay, qué tristeza, la de aquella pieza, que olvidó el amor

Ay, qué tristeza, qué llovizna vieja, moja el corazón

Ay, qué belleza, la noche que empieza trae una ilusión

Al fin, la certeza, ya no habrá sorpresas para el día de hoy

 

En este vil consorcio, ser piadoso nunca fue negocio

Y hay quien cree que un ser superior lo creó

La calle está repleta, de estómagos, culos y jetas

La risa está guionada, y el amor aprende sus modales en la televisión

 

Ay, qué tristeza, la de aquella pieza, que olvidó el amor

Ay, qué tristeza, que llovizna vieja, moja el corazón

Ay, qué belleza, la noche que empieza trae una ilusión

Al fin, la certeza, ya no habrá sorpresas para el día de hoy

 

LADRÓ UN PE

 

Ladró un pe, ladró un perro en la te.

En la tele, en la televisión. Ladró un pe.

Y Mi perro también, también ladró,

ladró hacia la TV, hacia ese perro que ladró,

ladró en la TV, ladro un pe,

y mi perro también, también ladró,

ladró y yo le di,

le dije no seas bobo ese perro ladró en Texas

hace mas de treinta años.

 

Murió ese pe. Seguro que murió.

Murió de vie, de viejo en un sofá murió ese pe.

Y mi perro también, también murió,

pero mucho después que el perro ese que ladró.

Ladró en la TV, ladró un pe,

y mi perro también, también ladró,

ladró y yo le di, le dije no creas todo lo que veas,

no te tomes a la tele tan en serio.

LA LISTA DE COMPRAS

(Versión libre de “La lista de la compra"

de La Cabra Mecánica)

 

En una misma hoja está escrita

la lista de las compras y un intento de canción.

Entre líneas recuerdo tu sonrisa,

y no debo olvidarme del aceite y el arroz.

Estoy entre caldos y quesos,

que rima con los besos,

que tengo para vos.

El pan busca la miel de la mañana,

y la miel pegotea mi recuerdo en el papel.

Donde pasa mi mano quedan manchas,

y donde paso el codo queda una mancha también.

Estoy de oferta entre sandías,

pensando en estos días,

que vivimos los dos.

 

Vos que estás tan buena, tan linda.

Vos te merecías un príncipe, un dentista.

Vos, te quedaste a mi lado,

y el mundo me parece más amable,

más humano, menos raro.

 

El pan busca la miel de la mañana,

y la miel pegotea mi recuerdo en el papel.

Donde pasa mi mano quedan manchas,

y donde paso el codo queda una mancha también.

Hay manchas de grasa,
de llanto y de tinta,
hay manchas que el tiempo ayuda a fijar.

MATADEROS

 

Los días caminan en fila, como vacas.

Blancos y negros sin sueños que soñar.

Las persianas suben y bajan como soles,

en largas jornadas de ver chicas pasar

Y al fin, el día se fue sin saludar,

y ahí esperando está el hogar,

con la película de siempre.

Volver, al otro dia a renacer

a darle cuerda al motor

de la ambición.

 

El tema del día es el mismo para todos.

Lo mismo conversa el empleado que el patrón.

Y así se degüella otro sol en mataderos.

Sin emoción, sin lamento. Sin dolor.

 

Chicas lavando el auto con sus novios.

Pibes con muecas de viejo vendedor.

Los hombres ingresan en fila al estadio,

buscando una guerra que encienda el corazón.

Y va, por avenida Alberdi va,

por Directorio, por Pilar,

rodando el mismo comentario.

Y más, al bebedero del corral

llegó el rumor de que el destino

no tiene solución.

 

El tema del día es el mismo para todos.

Lo mismo opina el ganado que el patrón.

Y así se degüella otro sol en mataderos.

Sin emoción, sin lamento. Sin dolor.

 

MI SUEÑO (DE ALMA ZEN)

 

Cada cual tiene sus sueños, yo se bien cual es el mío,

ay, si lo pudiera cumplir.

Sería pillo y laborioso, honorable, misterioso,

vengativo, generoso.

Los vecinos de mi barrio me verían

con envidia y desprecio,

aun así no podrían evitar

dejar su plata en mi negocio.

Y aunque miedo no es respeto, nadie aceptaría el reto

de enfrentarse a mi clan.

Por fin sería un hombre prospero,

concentrado y paciente, y sobre todo inteligente.

 

Como quisiera ser chino y tener un gran destino.

Como quisiera ser chino, tener de oferta los vinos.

Un Guanchanquein, impecable.

Una cajera, implacable.

Un Jackie Chan de almacén, un Confusio del trocen.

Un experto en el control de la eyaculación.

Ay si pudiera ser chino nadie me vuelve a engrupir.

 

Sería un chino con guita, idolo entre mis amigos

por comerme una chinita.

Tendría un buen auto chino con formas futuristas.

El futuro es cosa  de chinos.  

Tendría al fin ideas claras en mi mente,

en mi mente china.

Seria sabio, religioso, consecuente,

milenario, eficiente.

Ay que risa me daría al oír un chiste chino

que nadie comprendería.

Comería con palitos, dormiría en un quimono.      

Un auténtico bacán.

NO SÉ VIVIR

 

Sé que se ha perdido el tiempo aquel que nos sobraba.

Es un montón de ropa sucia en una cama

 

No se esperar

No sé decir

No sé sufrir

 

Sé que mi ilusión es un murciélago de plaza

Volando en círculos, soñando con tu casa.

 

No sé buscar

No sé pedir

No sé morir

 

Sé, y siempre supe que este amar me estaba ahogando

Y así, más lo buscaba. Ves.

 

No sé luchar

No sé medir

No sé partir

 

Aquel amor entró por la ventana

Una mañana de tormenta y sol

Confundió el tiempo

las horas y las semanas.

Y se perdió

Y se perdió al fin

 

Y aquel incendio en la noche sin tiempo

Que ayer ardió en toda la ciudad

Hoy cabe apenas en un cenicero

Y es la verdad

A plena luz del sol

 

Sé que tiene el frio de la muerte esta mañana.

que se ha cavado un precipicio en la semana

 

No sé pensar

No sé insistir

No sé vivir

 

Sé, que no había amor en el amor de tus palabras

Y así más te deseaba. Ves

 

No se entender

No sé sentir

No sé salir

MA PERQUÉ

 

Es una larga historia, pero te la hago corta

llegamo a la puerta

y nos prohibieron el ingreso a la fiesta

como respuesta,

nos tuvimos que colar

 

Nosotros no fuimos

nada rompimos

la fiesta ya estaba

arruinada de entrada

nos acusaron

despues nos echaron

y encima nos querían cobrar…

Ma perqué

 

Es una larga historia, pero nuestra memoria

no guarda detalles

de los hechos que ocurrieron en la calle

ni las razones

del despliegue policial

 

Ma perqué!!

MI CORAZÓN

 

Es una víscera inmunda, eso es cierto

pero es mi corazón.

Hace tic tac pero no te dice el tiempo,

no pidas precisión.

Aunque parezca asombrosamente manso,

una alimaña que te sigue sin descanso,

debo advertírtelo:

Mi corazón no es un ratón, para tu investigación,

para tu mente enferma.

Mi corazón no es un león, para tu circo del amor,

se muere en cautiverio.

 

Si suena el timbre se levanta de un salto

No tiene educación

Si me avergüenza lo encierro en el armario

pero es muy delator

No es una percha para que cuelgues tus sacos,

ni es un pañuelo para que seques tu llanto,

andá sabiéndolo:

Mi corazón no es un ratón…

 

Es una vísera inmunda eso es cierto,  por eso siempre va escondido a los conciertos.

NOCHE EN LA RESERVA

 

El lobo sexo merodea la reserva

siempre en las noches anda suelto por ahí

a la caricia de la brisa se despierta

materia muerta con ansias de persistir 

 

En la ribera devastada de cemento

entre los restos de la civilización

hay dos amantes, caminantes sedientos

bebiendo el cielo estrellado del amor

 

y en el frio vapor que suelta el rio

un navío se extravió.

se exacerba la vida en la reserva

y se observa que la noche se encendió

 

y hay un todo por nacer… la seeeelva

y hay un mundo por arder, se acerca

 

La luna  muda predicando en los senderos

y los letreros se guardan la información

Ojos de ratas brillan en la hierba oscura

y la espesura se perfuma de temor

 

Dos hermanos enemigos fueron juntos

a un terreno apartado y sin luz

la cita era a lustrarse con los puños

y de un balazo uno queda sin salud

 

 

Y se viene la tormenta, cruenta, lenta

Y el rio se despierta,  agita la niebla

y se atropellan los tiempos, arden los cuerpos

y la bruma roja enciende el aire denso

Y algo brilla en el cielo y no es el sol

y algo quema en el cielo y no es el sol

y algo llega desde el cielo y no es el sol

y por fin se asoma el sol, y la magia se acabó.

LA CHICA DE LA BICICLETA

Concentrada en sus asuntos, pedaleaba arrinconada,

entre autos, colectivos, y su espeso transitar.

Entre hombres aburridos, hombres de pocas palabras

que con toques de bocina se consiguen expresar

 

Un motoquero se arrima, con un rancio saludo.

Un fletero, torpemente, busca hacerse notar.

Ella, tan ensimismada, se dirige a su laburo

no parece escuchar nada, en qué asuntos andará.

 

Qué cosas va pensando, mientras sigue avanzando,

pedaleando como ausente en el tránsito infernal

los humores están tensos, el calor se hace intenso

y algo parece anunciarse en el cielo matinal

 

la bocina del fletero, incansable continúa

desde adentro de las casas se la puede escuchar

El muchacho de la moto, simplemente se entretiene,

grita cosas ofensivas, sólo por incomodar.

 

y esta chica ni se inmuta, aunque la llamen puta

conoció muchos salames y no es fácil de asombrar

En qué asunto piensa tanto? Y a qué diablos se dedica?

que viaja tan concentrada, en seguida lo sabrán.

 

El del flete y la moto no miraban el camino

y por eso no advirtieron esa señalización

que desviaba a los autos porque en esa avenida

una máquina hacía una enorme  excavación

 

Y la señorita muerte tan atenta y servicial

bajó de su bicicleta y sus almas fue a buscar

las guardó en su canasto y retomó su pedalear

entre el tránsito trabado hacia un lejano lugar

 
 
  • spotify-icon-26
  • White Facebook Icon
  • Google+ - White Circle
  • White YouTube Icon
  • bandcamp
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now